Punto y…

    He perdido la cuenta de las veces en las que me he propuesto escribir en el blog un par de veces a la semana y lo único que he conseguido es frustrarme viendo como mi tiempo libre no me lo permitía.

    Cuando creé este blog, lo hice con la idea de que este resultara ser un complemento a uno de mis hobbys. Desgraciadamente, en los últimos meses he visto como la falta de tiempo libre ha convertido la tarea de intentar escribir un par de entradas semanales en una especie de obligación que lejos de motivarme, me genera frustración.

    Si a esto le sumamos que las últimas entradas del blog, en especial las del domingo, están lejos de la calidad que me gustaría que estas tuvieran, junto con que este próximo año nuevo, mis obligaciones van a ser aún mayores y por lo tanto, mi tiempo libre ser aún más escaso, la receta para el plato de la decepción está servida.

    No me gustaría decir que esto es un adiós porque el blog va a seguir con todo el contenido, el dominio va a seguir existiendo y todo va a seguir funcionando tal y como lo estaba haciendo hasta la fecha. Lo que sí va a ser es un hasta luego, un hasta pronto y una pequeña pausa en el camino.

    ¿Cuándo volveré a escribir un artículo? Aunque me gustaría decir que pronto, honestamente, no lo sé. Y dar cualquier fecha me llevaría nuevamente a la casilla de salida. Lo que tengo claro, es que cuando vuelva, cuando esto tenga que suceder, sucederá con la suficiente garantía de que pueda volver a generar contenido y además contenido de calidad.

    Y si como yo sigues teniendo curiosidad por este mundillo, ganas de compartir y de aprender, nuestro grupo de Telegram sigue en activo con más de 300 personas en el momento de escribir esta entrada.

    Antes de finalizar esta pequeña despedida quiero dar las gracias a todos los que semana tras semanas os habéis mostrado fieles al blog. A todo vosotros, gracias 🙂


    Novedades

    All hail the king – BLF GT90

    Si lo que pretendemos conseguir es una enorme cantidad de metros para linternas de hasta un tamaño medio, sin duda alguna, los pequeños leds Osram en sus diversos sabores, son la opción que deberíamos escoger. Pero si hay un led que por su compromiso entre lúmenes-metros se ha convertido en un objeto de deseo, este no es otro que el Luminus SBT90 Gen II. Y si hay una linterna donde este led parece tener más cabida que en cualquier otra, esta es sin duda alguna, la todo poderosa y destroza registros, BLF GT.

    La primera versión de este modelo contaba con el led Cree XHP35 HI y sentó las bases de lo que actualmente podemos llamar linternas hiperlanzadoras. Con sus 2.6Km de alcance, machacaba cualquier registro habido hasta la fecha para una linterna de serie sin una lente que modificase su proyección. 

    Poco después, a la familia GT se le unió un nuevo modelo que recibiría el nombre de BLF GT70, nombre que provenía del led Cree XHP70.2 que montaba. Con esta nueva versión, se pasaba de los modestos 2500 lúmenes del anterior modelo, a unos más que llamativos 7000 lúmenes. Eso sí, a costa de reducir el alcance máximo de esta. 

    Tal y como ya vimos en su momento, se ha rumoreado en más de una ocasión la aparición de la BLF GT4 que, si bien es un proyecto que parece existir y del que al menos existe un unidad operativa, las cifras barajada para esta primera unidad no han convencido a nadie. 

    Así que, habiendo un modelo con muchos metros, pero pocos lúmenes, otro con muchos lúmenes, pero con «pocos metros» -1500 metros no es que sean pocos- y un prototipo multiled que parece no convencer a nadie, lo lógico sería pensar que el próximo paso seria utilizar un led Luminus SBT90.2 dentro de una GT. Proyecto en el cual, parte de la comunidad ya estaba trabajando en él.

    En un giro inesperado de los acontecimientos, puesto que nadie se esperaba un movimiento de este calibre por parte de Lumintop, el canal de Matt Smith (Antiguo canal Adventure Sport Flashlights) nos sorprendió ayer con el siguiente video en el que podemos ver una unidad aparentemente funcional de lo que será la BLF GT90. Dicho de otra manera, la BLF GT con led Luminus SBT90 Gen II

    Con, al menos en teoría, 6500 lúmenes, se obtiene una cifra 1.850.000 candelas, que si lo traducimos a metros ¡son nada más y nada menos que 2720 metros!

    En fin, que si no he sido capaz de transmitir mi entusiasmo por este modelo, quiero una, y la quiero ya. Disfruta con el video. 


    Linternas, Novedades

    Noctigon K1 frente a sus principales rivales

    Pese a que los primeros envíos de la Noctigon K1 no tendrán lugar al menos hasta el 15 de diciembre, lo relativo a gran parte de los detalles técnicos ya es público tal y como podemos leer en su página oficial

    Con un precio base de 79$, este modelo se postula para ser la futura reina de las linternas lanzadoras en formato 21700. Pero ¿Estará a la altura por esos casi 80$ que cuesta?

    Presentada de manera inicial con dos de los leds lanzadores más demandados en la actualidad como son, el Osram CSLNM1.TG de 900 lúmenes y el CSLPM1.TG de 1400, a escasas horas de la publicación de esta entrada, se ha presentado un tercer led. El algo más modesto Cree XP-L HI de 1300 lúmenes y apenas 1100 metros. Con el primero de estos leds, se alcanza la impresionante cifra de 1612 metros de distancia. Una cifra verdaderamente monstruosa que la catapultaría de manera directa al puesto número de las linternas lanzadoras 21700, al menos en cuanto a metros se refiere.

    Claro que, con este led, nos tendremos que conformar con unos modestos 900 lúmenes, por lo que la proyección, en especial el hostspot (Parte central de la proyección de un led), pueden resultar hasta en cierta manera decepcionantes. 

    Algo más equilibrado resulta es el segundo de estos leds Osram, el CSLPM1.TG o también conocido como White Flat 2mm2. Con 1400 lúmenes y 1483 metros, estamos ante un conjunto mucho más racional que, nos permitirá un uso más dispar de la linterna.

    El tercero de estos leds es el mítico Cree XP-L HI, el cual lo hemos visto funcionar en prácticamente cualquier linterna que podamos imaginar. Desde una Convoy S2+, pasando por una Convoy C8+ o la Fireflies E07.

    Con este repertorio de leds y un conjunto de características como son su firmware Anduril, un puerto de carga usb-c integrado dentro de la rosca, pulsador iluminado, driver CC, compatibilidad con baterías 18650/21700, etc. la K1 lo tiene todo para convertirse en la reina de las lanzadoras de formato medio. Pero veamos cuáles son sus rivales. 



    Para encontrar unos dignos rivales, estos, deben cumplir con dos parámetros. Lo primero es que deben ser linternas lanzadoras de serie, por lo que nos olvidamos de monstruos con leds Cree XHP70.2 dedomados o similares. Lo segundo, es que deben tener un formato de host similar o no mucho mayor al de la K1. Así que, sintiéndolo mucho, si estabais esperando ver de nuevo la BLF GT con su led dedomado, hoy no es el día. 

    Y el primero de estos rivales es una vieja conocida cuyo nombre es Acebeam T27. Este modelo con sus 1180 metros y sus 2500 lúmenes, exprime como ninguna otra el led Cree XHP35-Hi hasta mucho más allá de las especificaciones oficiales. Si bien sus 2500 lúmenes son algo efímeros, ya que, pasados los dos primeros minutos, nos debemos conformar con 1400 lúmenes. Eso sí, estos son totalmente estables hasta agotar la batería. Algo de lo que muy pocas linternas pueden presumir. 

    Algo más modesta resulta la Astrolux FT03 con su led Luminus SST-40 con sus más de 900 metros y 2000 lúmenes. Claro que esto se consigue con un driver FET, nada que ver con el driver de tipo CC (Constant Current) de la K1.

    Y si este modelo nos dejó un buen sabor de boca sentando las bases del camino a seguir por parte de Astrolux, mejor sabor de boca nos debería dejar el próximo lanzamiento que la marca tiene entre manos con el que es ya el nuevo led de moda, el Luminus SBT90.2.

    Este hermano pequeño del Luminus CFT-90 llega dando un golpe sobre la mesa y diciendo <¡aquí estoy yo! ¡soy vuestro nuevo rey!> y para ser honesto, es difícil decir que no es el nuevo rey. Y es que, si su hermano mayor tenía un precio prohibitivo y unos requerimientos energéticos de locura, el SBT90.2 baja un par de escalones en todos los aspectos, haciendo que su uso en linternas resulte muy apetecible. 

    Fruto de este nuevo led, en breve veremos una nueva versión de la Astrolux FT03, la FT03 SBT90.2 Anunciada con 6300 lúmenes y más de 1400 metros, estará disponible como una pequeña tirada solo apta para aquellos más intrépidos y dispuestos a pagar un sobreprecio por disfrutar de unas prestaciones de infarto. Como no podía ser de otra manera, estos 6300 lúmenes no se podrán utilizar de manera permanente dado a la gran cantidad de calor disipado.

    Otro modelo que, haciendo también uso del SBT90.2 ha llegado para poner todas sus cartas sobre la mesa es la Acebeam K30GT. Algo más de 1000 metros y 5500 lúmenes en un formato de 3×18650, son algunas de sus principales características. Si bien su registro de metros queda algo lejos de las anteriores dado el pequeño diámetro y profundidad de su cabeza, siendo un producto de Acebeam, no deberíamos ignorarlo. Recordemos que la K75, también con este led y con una cabeza de un tamaño gigantesco, logra unas cifras de 2500 metros y 6300 lúmenes. Lástima que, por su tamaño, tanto esta como la X65 mini, se queden fuera de esta comparativa. 

    Por las dimensiones del host, metros y lúmenes, pocos son los modelos que entran en competencia directa con la K1. Si bien este modelo que por sus dimensiones parece la respuesta de Emisar/Noctigon a la Astrolux FT03, dando que ambas comparten gran parte de sus dimensiones, los modelos de esta marca siempre han estado un paso por encima de los típicos marcas chinas que se pueden encontrar en BG, GB, Aliexpress, etc.


    ¿Merece la pena la K1 por este precio? Por los 80$ que cuesta este modelo, si nos sabemos mover, por un poco más -de verdad que no mucho más-, podemos hacernos con un modelo tan interesante como es la Acebeam T27, que, si bien no llega a los registros ofrecidos por los leds Osram, sí añade función de powerbank, doble pulsador y una factura impresionante. Con la FT03 ocurre algo similar solo que, añadiendo el factor económico, puesto que el modelo base con led SST-40 cuesta 30$, y al igual que la K1 incluye puerto de carga USB-C y unas dimensiones prácticamente calcadas. Sin olvidarnos de que de serie ofrece más de 900 metros y 2000 lúmenes.

    ¿Deberías lanzarte como loco a por este modelo? No dudo de la buena factura de los productos de Emisar/Noctigon. Pero sí tengo mis reticencias a pagar 80$ por un modelo que se encuentra tan próximo en todo a la T27 y al mismo tiempo tan alejando de precio respecto a una FT03. Tal vez 10 o 15$ menos la hubiesen situado en una posición más apetecible, pero por este precio… no es para mí. 


    Comparativas, Linternas

    Proyecciones de Fireflies E07,Astrolux FT03, Astrolux EC01, Emisar D4S…

    Pese a que en multitud de ocasiones hemos visto diferentes tipos de proyecciones, estas, casi siempre van solas o en el mejor de los casos, comparadas con un modelo bastante similar.

    Aprovechando un paseo con mi buen amigo Josean, sin trípode, sin un punto fijo y sin tener nada preparado más allá de un buen puñado de linternas y muchas ganas, nos animamos a sacar el siguiente grupo de beamshots o proyecciones que verás a continuación.

    Soy consciente de que existen varios sitios, como pueda ser TLF, con multitud de proyecciones listas para ser consultadas en cualquier momento. Pero, y dado que esta pequeña galería la hemos realizado con bastante mimo y tiene varias curiosidades que no son habituales de ver, creo que merece la pena dedicarle unos minutos.

    En la primera de estas imágenes, nos encontramos con la proyección de la Astrolux FT03, un modelo que ya probamos en su momento y con el que comprobamos que estábamos ante una linterna muy lanzadora. Este tipo de perfil tan característico de linternas lanzadoras se puede observar a la perfección en la siguiente imagen. Solo hay que fijarse en los árboles que se ven al fondo gracias a su hotspot muy marcado. Igualmente, podemos apreciar como el contorno de la imagen apenas se encuentra iluminado debido al poco spill de este tipo de proyecciones.

    Nuestra FT03 contaba con el led SST40 de 5700K, led que como ya hemos hablado en más de una ocasión, no resulta muy amigable en lo que al tinte se refiere. Aunque tal y como se puede apreciar, los 5700K al menos en plena naturaleza, lucen increíblemente bien.

    Para esta segunda fotografía, nos encontramos nuevamente con un modelo de Astrolux, la EC01, que también probamos en su momento. Con su led Cree XHP50.2 5000K a 3V, observamos una proyección mucho menos lanzadora que en la FT03 pero mucho más inundadora. Si bien nuevamente, estamos ante un led con un tinte poco amigable, vemos de nuevo, como en la naturaleza estos defectos no son tan acusados cabría esperar.


    Mención especial para las siguientes dos proyecciones puesto que, aunque se trata de la misma linterna, sus leds las convierten en las caras opuestas de una misma moneda.

    La primera de estas proyecciones corresponde a Fireflies E07 con leds Cree XP-L HI en 5000K, mientras que la segunda de ellas, corresponde a la E07 con leds SST20 4000K con un CRI 95.

    Mientras que la versión con leds XP-L HI de 5000K nos ofrece casi 7000 lúmenes y una proyección bastante lanzadora, la versión con leds SST20 se conforma con unos más modestos 3800 lúmenes. Por contra, esta versión, cuenta un tinte de 4000K y CRI95, lo que hace que los colores se vean mucho más naturales, siendo muy similares a como los veríamos a la luz del día.

    Nos llamó la atención que, la versión con estos últimos leds, se calentase de manera bastante alarmante. Más aún cuando la comparábamos con su homóloga con leds CREE. De hecho, y personalmente, me recordó a los leds Nichia con sus impresionantes tintes pero que al mismo tiempo, son verdaderas máquinas de producir calor. 


    Avanzamos un poco más y llegamos a la Emisar D4S en su versión V2 o, dicho de otra manera, la versión que cuenta con leds auxiliares en su cabeza y que ya ha hecho acto de presencia en el blog en una de las ultimas actualizaciones de la galería de fotos.

    Si bien, estamos nuevamente antes un juego de leds Cree XP-L HI de 5000K, esta ocasión no son 7 leds como en las E07, son “solo” 4. A su favor hay que decir que tanto su proyección como su gestión térmica, son dignas de elogio.

    Su lente Carlclo junto a esta elección de leds, convierten a este modelo en una maquina perfectamente equilibrada. 4300 lúmenes que proporcionan un más que correcto nivel de inundación y que hacen que alcancemos un total de más de 440 metros de distancia. Más de lo mismo para su gestión térmica, una vez bien calibrada y gracias a su masa adicional respecto a sus hermanas pequeñas las D4, la D4S es capaz de permanecer bastante tiempo en modos altos sin atisbos de desfallecer.

    Me hubiese gustado, y estoy seguro que puedo decir que, nos hubiese gustado a todos, que este modelo fuese 21700 en vez de 26650. Y desde aquí animo a Hank Wang a ello. Ya que, es posiblemente la única pega notoria que veo en este modelo junto a la ausencia de retenes en la misma. Por lo demás, estamos ante una pequeña maravilla que incluso está disponible en uno de los colores más llamativos de los últimos años. El azul «pitufo» o eléctrico. 

    Emisar D4S XP-L HI 5000K


    Otros dos modelos que teníamos a mano y que, pese a la diferencia de edad entre ambos, son las Jaxman X1S en su versión con led XHP50 y la Wuben T70 en su versión camuflaje con led XP70.2 y 5000K.

    Si bien la diferencia del led, pudiese resultar un hándicap para el modelo de Jaxman, esta cuenta en su haber con ciertos puntos a su favor que aún a día de hoy, la siguen convirtiendo en un modelo con el que apetece salir a la calle.

    Claramente, con la Wuben T70 estamos ante un modelo puramente inundador mientras que la Jaxman, con su enorme cabeza, es más bien un modelo bastante lanzador. Pero si nos olvidamos durante un minuto del tipo de perfil de ambos modelos, hay una diferencia bastante notable entre ambas. Su tinte.

    Mientras el modelo de Wuben cuenta con un led Cree XP70.2 y un reflector rugoso, la Jaxman cuenta con un led Cree XHP50 (no la versión 2), lo que hace que estemos ante un led mucho más agradable si de lo que hablamos es de tintes. Si a esto, le sumamos el reflector liso, este modelo, se muestra muy equilibrado tanto como por metros, como por inundanción, como por tinte.

    Por su parte, la T70 es muy superior en cuanto a lúmenes se refiere, aunque personalmente, la X1S pese a esa diferencia más que notable que en vivo se acrecienta, en las fotos no parece apenas existir, siendo a día de hoy una linterna tan agradecida como robusta. 


    Mientras llegan nuevos análisis de más modelos, alguno de ellos muy esperado, espero que esta pequeña comparativa de proyecciones os haya resultado útil.


    Proyecciones

    Guía de uso de Anduril

    Domingo, día de modificaciones y de las entradas en el blog un poco más largas que las habituales de entre semana. En esta ocasión no me apetecía escribir un «tocho» de 2000 o 3000 palabras explicando al detalle lo que hace y no hace el firmware Anduril, por lo que en esta ocasión va a ser un poco diferente.

    Tal vez haya abierto la veda a que me apaleéis o tal vez sea el primer paso para los 100.000 millones de suscriptores y vivir de subir videos a YouTube -va a ser que no, seguro- De lo que sí estoy seguro, es que este es el primer video que me animo a subir explicando en este caso, el funcionamiento más básico del firmware Anduril.

    Espero que os guste 🙂 


    Guía, Linternas