Comprar por adelantado ¿riesgo asegurado?

    Tras la llegada de algunas de mis últimas linternas procedentes de compras conjuntas, me di cuenta de algo que a priori pudiese parecer evidente. Algo falla en este formato de compra.

    Sin tener que remontarme muy atrás en el tiempo, de las tres últimas compras conjuntas -llamémoslas campañas por resumir- en las que he participado, todas las unidades entregadas contaban con algún problema en mayor o menor medida. Dicho esto, cuando la ingenuidad da paso al sentido común no cabe otra cosa que preguntarse…

    ¿Merece la pena apuntarse a este tipo de campañas?


    Responder a esto puede ser tan fácil o tan complicado como uno quiera. Si tus conocimientos son elevados o eres un as de la electrónica, la respuesta es sencilla puesto que los beneficios pueden superar con creces a los inconvenientes. Sobre todo si de lo que hablamos es de dinero, ya que el ahorro al que se puede llegar es determinadas ocasiones es importante.

    Por contra, si no te gusta la electrónica, ni tienes material a mano con el que cacharrear y, sobre todo, no te apetece discutir con el fabricante para acabar en muchas ocasiones teniendo que recurrir a PayPal, la respuesta es no, no merece la pena.

    Pero no todo es tan sencillo como pueda parecer, y me explico. Estas tres últimas campañas en las que he participado son las de la Fireflies E07, la Astrolux FT03 y la Wuben T050R. Y todas ellas, aunque suene crudo decirlo, tenían algún problema a subsanar.

    Aunque no voy a entrar en detalles sobre estos fallos, aunque sí los voy a repasar, sí quiero hablar acerca de algo a mi parecer mucho más importante. A mi modo de ver, lo realmente importante es el interés mostrado por parte de la marca a la hora de corregir estos errores.

    Antes de nada, dejadme aclarar una cosa. La principal finalidad de estas campañas suele ser, bien ahorrar dinero, bien hacerse con un modelo limitado o bien hacerse con una unidad antes que nadie. Dicho esto y aplicando el sentido comun, deberiamos hacernos a la idea de que comprar un producto antes que nadie, puede suponer ser el conejillo de indias de otro.

    Al igual que cuando compras un modelo de coche nuevo nada más salir este al mercado, sabes que vendrá con ciertos fallos que posteriormente la marca ira corrigiendo, con nuestras linternas sucede algo en un principio parecido.

    Si bien, hay una diferencia importante. Mientras que en el mundo de la automoción los fallos deben de ser menores y en ningún caso admitiríamos que el coche explotase al arrancarlo, con las linternas el camino tomado por parte de algunos fabricantes no parece asegurarnos que esto no acabe sucediendo.

    Un mundo de fallos


    Sin ir más lejos, en algunas de las primeras unidades de la Fireflies E07 veíamos como la mcpb estaba doblada, lo que daba lugar a una rápida degradación de los leds, haciendo que perdiesen rendimiento al de unos pocos encendidos.

    En el caso de este modelo los fallos se contaban por doquier. Y pese a que algunos de ellos los acabé subsanando por mi cuenta y riesgo, otros resultaban imposibles de reparar sin la ayuda del fabricante. Por lo que la reclamación a PayPal se hizo necesaria.

    Pese a pedir solo dos piezas con un coste bastante nimio ya que no se trataba de electrónica, el fabricante decidió no dar señales de vida ¿Qué nos dice esto? Que o bien el fabricante conoce los fallos o que las pérdidas ocasionadas por perder disputas en PayPal apenas suponen un porcentaje importante del ingreso total por las ventas de estas unidades.

    Si con el modelo de Fireflies la cosa terminó en disputa, por suerte con el modelo de Astrolux la cosa no llegó tan lejos. Los fallos, aunque sin ser menores, tenían fácil reparación y no afectaban de una manera directa al funcionamiento del producto.

    Pero el caso más sangrante y a donde quería llegar es cuando una gran marca o al menos una marca que pretende serlo, se permite el lujo de vender un producto inacabado. Este no es otro que Wuben con la TO50R.

    La gota que colmó el vaso


    A través del foro de BLF, en una de las muchas campañas que salen todas las semanas se ofrece la posibilidad de hacerse con un nuevo modelo de la marca Wuben, la TO50R. Con un precio ciertamente alto de 79.90$ la acogida resultó de inicio ciertamente fría, no llegando a los diez usuarios interesados. Tras una bajada de 20$ en precio final, se convierte en un proyecto más interesante haciendo que las reticencias por parte de los usuarios, en especial por la incorporación de un puerto Micro USB en vez de un moderno USB C, desaparezcan.

    El problema llega cuando se entregan unidades, y estas, sufren de problemas que, si bien se los permitiríamos a una marca low cost, en una gran marca como esta, a mi parecer no son admisibles. Más aún cuando todos los problemas del producto se centran en una única parte de la linterna como es la lente.

    Y es que, debido a una chapuza de última hora, se decide atornillar la mcpb al cuerpo de la linterna, no dejando sitio para dos de las cuatro patas de la óptica.

    La óptica de la discordia


    El comportamiento esperado hubiese pasado por desechar la tirada en vez de ponerla a la venta. Pero en este caso no solo se puso a la venta, se puso a la venta con dos patas rotas, con una óptica de un fabricante desconocido que hace imposible su sustitución y por rizar aún más el rizo, no poner una lente por delante de la óptica. Algo que al menos hasta la fecha, jamás había visto.

    Tal vez alguien me llame raro o sibarita, pero cuando uno compra un producto de un fabricante reputado, lo que menos espera es que este venga con «ñapas».

    La parte buena de todo esto, y que creo que es lo realmente importante, es que desde Wuben han admitido la devolución del producto, se han interesado por conocer todos los problemas detectados e incluso me pidieron realizar un video con el fin de conocer estos fallos en detalle. Aunque siendo sincero, algo me dice que ya los conocían.

    En resumidas cuentas. Queda claro que comprar por adelantado implica un riesgo que tenemos que estar dispuestos a correr. No quiero transmitir el mensaje erróneo de que cualquiera de estas campañas es sinónimo de problemas. No sería cierto ni justo ya que en el pasado he participado en otras campañas y el producto ha llegado sin el más mínimo problema. Pero debemos de ser conscientes de que esto puede conllevar un riesgo.

    Lo importante y la lección aprendida de todo esto es que antes de entrar en una de estas campañas deberíamos interesarnos por saber quién hay detrás de la misma. Que, si la marca es nueva, los riesgos aumentan, que, si la marca es desconocida, los riesgos aumentan aún más. Y que sobre todo, si el proyecto desde el primer día pinta mal, seguramente acabará mal.

    Dicho esto ¿Has participado en alguna compra conjunta? ¿Qué tal ha resultado? Puedes participar contando tu experiencia a través de los comentarios.


    Opinión

    Especificaciones oficiales Imalent MS18/R90TS

    Con motivo del pasado IWA pudimos ver un adelanto de lo que serían los dos próximos hot rods de Imalent, la MS18 y la R90TS. No obstante, ya dediqué una entrada con las especificaciones que se barajaban para estos dos modelos.

    Sobre estas primeras especificaciones se han producido cambios para ambos modelos, aunque ninguno de ellos especialmente notable. Mientras que la R90TS pierden 250 metros sobre los 2000 previstos, la MS18 pasa de 1200 a 1350 metros. Quedando para ambos modelos los lúmenes intactos tal y como se esperaba de inicio. Esto es, 36.000 lúmenes para la R90TS y 100.000 para la MS18.

    En el momento de escribir esta entrada, la MS18 se puede conseguir por un precio de unos 500$.

    Por otra parte, existe un kit por el que se entregan la cabeza de ambos modelos y un único de pack de baterías. Este conjunto tiene un precio aproximado de 980$

    Puedes encontrar más imágenes con las especificaciones del producto aquí para la MS18 y aquí para la R90TS


    Linternas, Novedades

    Convoy S2 (S2A) y Convoy C8+ (M21A) disponibles en formato 21700

    Pese a que el formato 21700 lleva tiempo entre nosotros, no parece acabar de despegar. O al menos no tan rápido como a muchos nos gustaría. Y es que la adopción por parte de los fabricantes está siendo ciertamente tímida, quedando relegada a dos perfiles muy concretos.

    Por una parte, en el primer grupo tenemos a los fabricantes que tienden a adoptar nuevos estándares de manera muy rápida pero trasladando toda la inversión necesaria directamente a la factura final. Un buen ejemplo de este tipo de constructores sería Acebeam. Mientras que por otro lado, tenemos una serie de fabricantes más o menos conocidos -generalmente poco conocidos o con poca reputación- que buscan pegar el campanazo incorporando a su catálogo tecnologías a veces incluso de manera prematura.

    ¿A dónde quiero llegar con esta introducción? A algo muy sencillo. Un producto no se hace popular hasta que llega a las masas. Y para esto suceda, tengo la convicción de que no hay nadie mejor que Simon y su marca para lograrlo. 

    Con las Convoy S21A y Convoy C21A, finalmente Convoy adopta el formato 21700 para sus dos superventas como son la S2 y la C8+. De esta manera Convoy se convierte en el primer fabricante low cost con una reputación fuera de toda duda en ofrecer dos modelos capaces de popularizar este formato.


    Hablo de que pueda llegar a ser no porque dude del éxito, sino más bien porque ambos modelos no son aún lo que se dice una linterna completa. 

    Por el momento lo que se puede encontrar a la venta es únicamente el host junto a la lente, reflector, centrador, etc. Es decir, se vende sin led ni driver, por lo que estos modelos quedan relegados a aquellos que decidan montar una unidad a su gusto.

    Si todo va según lo esperado y el formato de estos nuevos modelos tiene una buena acogida, no deberíamos tardar mucho en ver unidades ya montadas y con una mayor variedad tanto de colores como de leds.


    Linternas, Novedades, Opinión

    Astrolux FT03 – Review

    Que Astrolux es una marca cuando menos cuestionable es algo que ya pudimos comprobar recientemente. Pero que con su nuevo modelo, la FT03, parece que han dado en el clavo, también parece algo más que probable. Pero dejémonos de teorías y de vivir en el pasado. Lo que importa es el aquí y ahora. Y el aquí y el ahora me hace plantearme una serie de preguntas.

    ¿Da lo que promete la FT03? ¿Existen diferencias si la comparamos con un modelo de rendimiento similar pero mucho más caro?

    Y es que si comparamos el modelo de Astrolux con la T27 de Acebeam, salvando las distancias en cuanto a marcas y precios se refiere, las diferencias al menos sobre el papel no son tan notables como pudiese parecer. Aunque la review va a tratar principalmente sobre el modelo de Astrolux, por momentos tomaré la T27 como referencia para finalmente comprobar si hay sorpresa y la notable diferencia de precio, es o no palpable.

    Continuar Leyendo

    Análisis, Linternas, Opinión

    Nueva Nitecore TIP 2

    Mediante el canal oficial de Nitecore en Twitter, veo la que será un nuevo modelo dentro de la serie T, la TIP 2.

    A diferencia de sus hermanas, a excepción de la Thumb, este nuevo modelo contará con un doble led firmado por Cree en su versión XP-G3, con el que ofrecerá hasta un total de 720 lúmenes y un alcance máximo de 93 metros gracias en parte a su reflector liso.

    Entre las principales novedades de este modelo encontramos un doble pulsador con acceso directo al modo turbo. Cuatro niveles de brillo junto con dos modos de funcionamiento, función de memoria, regulación térmica, carga mediante puerto Micro-USB, y la más novedosa, un sistema de desenganche rápido mediante imanes.


    Como viene siendo habitual en los últimos modelos de las pequeñas Nitecore, la TIP2 cuenta con un sistema de funcionamiento continuo cuando se encuentra conectada a un puerto USB, por lo que se puede utilizar de manera continuada sin descargar la batería interna.

    Respecto a sus dimensiones estas son de 62.66mm(L) x 26.9mm(A) y su peso es de 38.3gr, por lo que no es el modelo ni más grande ni más pesado de la gama, si bien, tampoco es el más potente, ya que ambos honores corresponden a la Nitecore TUP.


    A tope de potencia (720 lúmenes) la batería (500mAh) durará la friolera de 15 minutos, aunque a falta de las primeras reviews, se puede dar por hecho que la linterna pasará al siguiente modo (200 lúmenes) en mucho menos tiempo que esos 15 minutos de autonomía máxima.


    Linternas, Novedades