Astrolux EC01 – Review

Las hemos visto a 100º, las hemos visto con los leds tornándose azulados e incluso, caerse literalmente a pedazos. Pero desde Astrolux insisten en querer ser en esa marca que sin renunciar a tenerlo todo, ser una de las grandes referencias del mercado. 

Como fruto de este esfuerzo, estamos ante la EC01, una linterna de mano en formato 21700 que gracias a su led XHP50.2 de 3V, un montón de buenas características y un ajustadísimo precio, lo tiene todo para resultar atractiva al público.


Primeras impresiones


Dejando a un lado el empaquetado que en esta versión no tiene nada que ver con aquella caja tan exótica que presentaba la ahora popular FT03. La primera impresión tras retirar la protección de este modelo es francamente buena. Gracias en buena medida al diseño que presenta su host con un bonito patrón de diamante en tamaño XXL que conforma un knurling realmente original.

En la parte superior, en vez del tradicional bisel de aluminio, nos encontramos con un bisel fabricado en acero, por lo que cumple una doble función. Por una parte, estética y por otra, resulta útil bien como elemento defensivo, bien como elemento a utilizar en caso de una emergencia como pueda ser romper un cristal.

Sin salirnos del host, otro detalle interesante es el doble agujero que sirve a modo de pasador para la correa, que gracias a su generoso tamaño, pueden ser utilizados con una cuerda de tipo Paracord. (La correa de las fotos no es la incluida en el empaquetado)

Utilizar este tipo de cuerdas siempre resulta una buena práctica dada su excelente resistencia. Incluso si eres un poco manitas, en YouTube hay cientos de videos sobre cómo hacer diferentes diseños de nudos a cada cual más original. 

Respecto al pulsador, este resulta correcto tanto en tacto como en presentación, destacando principalmente la intensidad que ofrecen los leds que esconde en su interior. En función del uso y la intensidad del led principal, estos cambian de color bien a verde (uso o reposo) o a rojo (carga).


Carga, batería y Anduril 


Tras una pequeña tapa de silicona, nos encontramos con un conector USB-C, que además de resolver el engorro que suponía el viejo estándar micro-usb a la hora de tener que conectarlo por el lado correcto, permite el uso de un mayor amperaje. En este caso tal y como muestran las fotos, nos acercamos a esos 2A que anuncia el fabricante

Este puerto viene encajado en el host de manera impecable. A simple vista no se ven huecos ni se sienten holguras. Como es de esperar, el puerto no está aislado del agua, por lo que necesita de su tapa para permancer impermeable.



Respecto al tamaño del host, el fabricante declara unas dimensiones de 37mm para la cabeza por 120mm de largo. Datos muy acordes con mis mediciones. Detalle importante al que el fabricante no hace referencia, es el diámetro interior del tubo, que en este caso es de 21.84mm, por lo que no deberíamos tener problemas con las baterías que superan el tamaño del estándar 21700. 

Y hablando de las baterías. Aunque este modelo tiene la posibilidad de acoger baterías en formato 18650 gracias al adaptador incluido en la caja, la gran ventaja de este modelo es que es compatible de manera nativa con el más moderno formato 21700. Por lo que, además de poder utilizar baterías con una capacidad de carga mayor respecto a las 18650, resulta posible sacrificar capacidad en pos del rendimiento, por lo que no debería resultar complicado superar esa barrera de 3500 lúmenes que anuncia el fabricante, simplemente haciendo uso de baterías de alto drenaje.


En cuanto al driver, estamos ante un FET+1. En este tipo de drivers, el modo turbo no está regulado ya que utiliza un MOSFET de manera que aprovecha todo el amperaje posible de la batería. Mientras que, en los modos bajos, el amperaje suele estar regulado por los AMC 7135

En cuanto al firmware que gobierna la linterna nos encontramos con Anduril, por lo que configurar la linterna a nuestro gusto no resultará un problema. O al menos una vez que nos hagamos con el control del mismo.

Como curiosidad, en mi unidad encontré que el sensor de temperatura estaba calibrado a 37º, por lo que el control térmico actuaba casi de inmediato al estar calibrado a un máximo de 50º. En esta entrada puedes encontrar más información acerca de cómo calibrar ambos sensores. 

Otra curiosidad y tal vez más preocupante, es que no acabo de encontrar el punto donde la linterna avisa de bajo voltaje. Lo habitual es recibir un aviso en torno a los 3V y cortar a los 2.8V. El problema es que pese a que lo he intentado en diversas ocasiones, no veo este aviso. Eso sí, el corte de corriente se produce en torno a los 2.85V. 

Rendimiento y tinte


Los drivers tipo FET+1 presentan curvas muy progresivas siempre y cuando, el modo turbo no obligue a un stepdown muy prematuro. En el caso de la EC01, aún con ventilación forzada, la caída de rendimiento es bastante acusada. Esto se debe a dos factores, la poca masa del conjunto y un control térmico configurado a 55º, lo que provoca la bajada que se aprecia en el inicio de la siguiente gráfica.

De haber utilizado una configuración térmica con un valor más alto, esta caída hubiese resultado algo menos acusada, pero dado la potencia del modelo, la diferencia hubiese resultado difícil de apreciar.

Si nos fijamos detenidamente en la gráfica, se aprecia un detalle que nos indica que el control térmico activo funciona. Cuando la linterna se refrigera lo suficiente y la batería lo permite, resulta posible recuperar algunos lúmenes tal y como se aprecia en torno al minuto 41.

Este control térmico no imposibilita volver a activar en cualquier momento el modo turbo o subir mediante el modo rampa a una potencia superior.

Pese a que la gráfica termina en el minuto 140, esta podía haber continuado durante bastante tiempo más, ya que una vez alcanzado cierto voltaje se establece un modo muy bajo (no tengo manera de medirlo, pero calculo que no más de 5 lúmenes) que se prolonga en el tiempo durante varias horas.


Astrolux EC01 con ventilación forzada



Como buen led Cree XHP50.2, el tinte no resulta ser su punto fuerte. Es algo que ya hemos visto en repetidas ocasiones, los leds que son formados por varios dies, tienden a sufrir todo tipo de aberraciones. No tengo una foto de cómo es en esta EC01, pero es exactamente igual a los cientos de fotografías que puedes encontrar en google, y seguramente, incluso peor, puesto que las variantes de 3V como esta, son aún peores.

Llegados a este punto y dado que ya era conocedor de esta problemática, me he permitido el lujo de salirme de lo que sería una review normal, ya que durante la prueba me dediqué a hacer otras cosillas con el led, que de paso, nos permitirán ver si este modelo hereda problemas de sus hermanas mayores. 

Para poder llegar hasta las tripas de la linterna, lo primero como es lógico, es abrirla. Para ello me tuve que valer de la ayuda de un banco de mesa y una llave de correa. Y es aquí donde viene la primera mala noticia, porque el bisel está ligeramente pegado. Tras retirar este, en la rosca superior se aprecia una sustancia de color rojizo, lo que es señal de algún tipo de producto. Otra posibilidad, es que esa sustancia esté ahí también de cara a tramitar una garantía del producto y así comprobar que la linterna no ha está manipulada.

Como podemos ver en las siguientes fotografías, la placa viene perfectamente centrada gracias a un tornillo que en vez de prensar la mcpb, la inmoviliza al quedarse al ras de esta. Aunque la duda que me corroe es ¿Falta un tornillo frente al ya instalado?

Al retirar la placa nos encontramos con una cantidad ingente de pasta térmica. Si bien en otras ocasiones nos hemos quejado de que algunos modelos carecían de la cantidad adecuada, en este modelo la cantidad presentada es innecesaria

Con la placa ya limpia no encontramos imperfecciones ni el marmoleado que veíamos en la FT03

Una vez desmontada, cuchilla en mano y con una paciencia casi infinita, comenzamos a retirar el domo del led. El objetivo de esto es ganar metros y mejorar el tinte. Para ello, dejaremos únicamente una finísima capa sobre el die del led. Cuanto menos amarillo haya, más homogéneo será el tinte.

Una vez finalizado el proceso, volveremos a montar nuevamente todas las piezas y comprábamos que todo funciona correctamente.


Y dicho todo esto, momento de comprobar los resultados. Recordemos que Astrolux declara un total de 298 metros. Es decir, casi 300 metros para un led con domo y un reflector de unas dimensiones muy contenidas. 

Hechos los cambios en nuestro led, los resultados son los siguientes.


Conclusiones Finales


Hay momentos en los que uno debe rendirse ante la evidencia. Y este, es sin duda uno de ellos.

Los fallos encontrados son prácticamente irrelevantes y su precio de poco más de 25€ es de auténtico infarto. Teniendo en cuenta esto, que el conjunto es poseedor de unas muy buenas características técnicas, y el rendimiento es en general bueno, me resulta imposible encontrar un motivo por el cual no recomendar este modelo. 

Si bien me hubiese gustado encontrar un clip, ya que por dimensiones y peso se presta a ello, debo reconocer que tampoco lo veo como algo indispensable. Lo que sí me parece indispensable es incluir una lente con tratamiento antirreflejos, elemento con el cual la EC01 no cuenta

Me sucede algo similar con el tinte. Sabemos que un XHP50.2 a 3V no destaca de manera positiva en este aspecto, y que estemos ante la variante de 6500K tampoco ayuda. Aunque en este sentido, Astrolux ya ha anunciado que en breve veremos unidades con leds de 5000K. Aunque para los más hábiles, mi recomendación es comprar la versión de 6500K y dedomar. 

¿Es mejor que una FT03? Comparar peras con manzanas es imposible, pero sí podemos comprar la trayectoria de este fabricante. Y es que pese a que el gran hándicap de este residía hasta la fecha en su nulo control de calidad, con esta EC01 parece que Astrolux no solo vaya por el bueno camino, si no que finalmente, lo ha encontrado.