Astrolux FT03 – Review

Que Astrolux es una marca cuando menos cuestionable es algo que ya pudimos comprobar recientemente. Pero que con su nuevo modelo, la FT03, parece que han dado en el clavo, también parece algo más que probable. Pero dejémonos de teorías y de vivir en el pasado. Lo que importa es el aquí y ahora. Y el aquí y el ahora me hace plantearme una serie de preguntas.

¿Da lo que promete la FT03? ¿Existen diferencias si la comparamos con un modelo de rendimiento similar pero mucho más caro?

Y es que si comparamos el modelo de Astrolux con la T27 de Acebeam, salvando las distancias en cuanto a marcas y precios se refiere, las diferencias al menos sobre el papel no son tan notables como pudiese parecer. Aunque la review va a tratar principalmente sobre el modelo de Astrolux, por momentos tomaré la T27 como referencia para finalmente comprobar si hay sorpresa y la notable diferencia de precio, es o no palpable.


Sobre el papel estos son los detalles tecnicos de ambos modelos:

Astrolux FT03Acebeam T27

– 2400 Lúmenes
– Led SST-40
– Puerto USB C
– 875 Metros
– 18650/21700/26650
– Driver FET

– Firmware NarsilM v1.3
– Modo Rampa/Modos
– 31$

– 2500 lúmenes
– Led XHP 35 HI
– Puerto USB C/Powerbank
– 1180 Metros
– 18650/21700
– Driver Bost

– Firmware propietario
– Modos preestablecidos
– 139$


¿De dónde vienen la T27 y la FT03?


Saber de dónde viene cada linterna, que modelo la precede o si tiene cierto linaje –esto suena un poco extraño cuando hablamos de una linterna– no es algo de lo que se suela hablar en una review, pero en este caso y dado que ambos modelos tienen un modelo que les precede, conviene saber de dónde vienen para así saber si estos nuevos modelos, resultan ser o no, dignos sustitutos.

La Acebeam T27 es una linterna de tipo lanzadora en formato mono batería 21700. Siendo Acebeam resultaría extraño pensar que no hay un modelo en el catálogo del fabricante que la preceda o de la que al menos tome ciertos rasgos. Ese modelo existe y tiene nombre. Este no es otro que la fantástica Acebeam L16

Con la L16, Acebeam sentó cátedra en cuanto a lo de hacer linternas «redondas» se refiere. Pese a utilizar en algunas partes de su host el archi conocido patrón de diamante, resultaba visualmente atractiva dado su elegante perfil gracias en gran medida a esas líneas tan suaves que adornaban el tail y unas aletas en la parte superior bien resultas.

Si al ojo resultaba agradable, al tacto resultaba aún mejor. Todo se notaba firme, bien resuelto y hecho con esmero. Tanto el anodizado como el pulsador metálico era poco menos que una maravilla tanto por su aspecto como por las sensaciones que transmitían.

Entonces, si todo era tan perfecto ¿Por qué ahora tenemos la T27 y no una L16 GEN II?

Sin descartar que en el futuro aparezca una nueva revisión de la L16, este modelo sufre de un problema. Su fabricante se llama Acebeam, y esto significa que quedarse atrás tecnológicamente no es una opción viable. Por lo que la T27 apareció con la intención de suplir todas esas pequeñas dolencias técnicas de su predecesora.

Mientras que la L16 utilizaba un puerto MicroUsb en la T27 este se ha visto sustituido por un más moderno USB C. Además, se añade compatibilidad con el formato de baterías 21700, se elevan los lúmenes hasta los 2500 de los 2000 iniciales de la L16, y de paso, se supera la barrera del kilómetro.

Con Astrolux sucede algo similar, pero resulta más complejo de explicar. Ya que al mismo tiempo que la FT03, se puede encontrar a la venta el modelo FT02. Aunque esto también sucede con los modelos de Acebeam, en el caso de las Astrolux es más complicado ya que de inicio, no parece quedar muy claro cuál es la actualización de cual.

Con 2200 lúmenes, un led Cree XHP 35 HI, batería 21700, puerto MicroUsb y driver bost, técnicamente la FT02 no tiene nada que envidiar a la FT03. Incluso se podría considerar como un modelo hermano más que un modelo al que sustituir.

Entonces, si la FT02 es casi tan buena o incluso en ciertos aspectos, mejor que la FT03 ¿Por qué mientras que la FT03 ha vendido más de 1200 unidades en la precompra, de la FT02 apenas hay unidades en el mercado?

Astrolux FT03

La respuesta es sencilla. Mientras que la FT03 cuesta poco más de 30$, la FT02 se puede conseguir en el mejor de los casos por 54$. Y cuando uno compra una linterna de la marca Astrolux en la que se busca el máximo rendimiento al menor precio, parece no haber lugar para un modelo similar pero más caro. Por lo que gastar 54$ no parece tener mucho sentido cuando por poco más, tenemos modelos de características similares, pero de fabricantes con una mejor reputación.


Dado que todo parece fruto de una mala política comercial por parte de la marca, es de esperar que la FT02 acabe desapareciendo o en el mejor de los casos, quedarse como actualmente está relegada a un segundo plano. Dicho esto, no considero una locura considerar a la FT03 como su sucesora, ya que donde otras han fallado, esta está resultando ser un éxito.

Presentación y acabados


Por los poco más de 30$ que cuesta la FT03 en cualquiera de sus promociones en las que se puede encontrar, podríamos pensar que con este precio tan contenido no hay lugar para los detalles, esperando de primeras un empaquetado pobre a nivel de la típica caja de cartón marrón con un montón de papel de burbujas tal y como se estila en otros fabricantes.

La realidad es bien diferente. Aunque no nos vamos a encontrar ante un empaquetado de primer nivel como el que puedan presentar marcas de renombre, no estamos ni mucho menos ante una mala presentación, más aún teniendo en cuenta su ajustadísimo precio.

El conjunto viene presentado en una caja de cartón rígido de color blanco que lleva grabado el dibujo de la linterna en la parte superior de esta. Dentro, nos encontramos ante una nueva capa de protección y espuma rígida precortada con la forma de la linterna.

En cuanto a los accesorios, estos son los habituales en esta gama de linternas. Un par de juntas de repuesto, una correa de mano, un adaptador para baterías 18650, y sorprendentemente, unas muy buenas instrucciones tanto en chino como en inglés impresas en un papel más rígido de lo habitual.

Por echar algo en falta, esto sería una funda. Pero dado que el precio de venta es muy ajustado y que en este tipo de productos suele ser una práctica habitual, no lo puedo considerar como un fallo. Aunque sí sería de agradecer encontrar este accesorio a la venta.

Rendimiento


Para las siguientes pruebas de rendimiento tanto de las gráficas como de las mediciones de metros, se ha procedido a deshabilitar el control térmico en el modelo de Astrolux. Es decir, no hay un stepdown ni por tiempo ni por temperatura. Todas las pruebas se han realizado con ventilación forzada. Además, para ser lo más imparcial posible, en ambos modelos se ha utilizado la misma batería, una Vapcell 21700 4500mAh.

Como se puede observar en las siguientes gráficas (El punto de inicio es solo orientativo) la diferencia de drivers utilizados por ambas se puede apreciar de manera clara.

Mientras que el modelo de Acebeam presenta un turbo con un stepdown acusado, posteriormente se estabiliza en torno a los 1400 lúmenes hasta prácticamente agotar la batería (2.9V).

Por su parte el modelo de Astrolux presenta la habitual curva de drivers de tipo FET, donde al no estár estabilizado, el rendimiento decae de manera progresiva.


Para las mediciones de metros se ha utilizado un luxometro TASI 8133, realizando todas las pruebas a una distancia de 8 metros del sensor.

Astrolux declara para su modelo 875 metros al encendido, mientras que en las pruebas realizadas por mí, se desprende un resultado de 211840cd, que una vez hecha la conversión suponen 920 metros. 

Por su parte, Acebeam declara para su modelo un total de 1180 metros. En mis pruebas, este valor se ha quedado en unos más modestos 1089 metros.

Puerto de carga USB C

Tanto el modelo de Astrolux como el de Acebeam cuentan con un puerto de carga USB C. La gran diferencia entre ambos es que mientras en la Acebeam el puerto funciona también como una powerbank, la Astrolux carece de esta función.

Respecto a la velocidad de carga, esta es muy similar en ambas, no existiendo diferencias notables.

Beamshot

No es ningún secreto que la FT03 es una linterna lanzadora, solo hay que fijarse es las generosas dimensiones de su cabeza y la profundidad de la misma.


Sabrás –y si no, ahora ya lo sabes– que, para conseguir muchos metros por norma general se utilizan leds sin domo. Pero no en esta ocasión ya que el led utilizado es un Luminus SST-40 en su variante NW.

Esta variante ronda los 5000-5000k y muestra una leve tendencia hacia los tonos verdes. En la tercera fotografía que puedes encontrar a continuación, sobre una pared con tono gris suave, se puede apreciar mejor esta pequeña desviación. Así mismo, se puede observar para ambos modelos un hotspot (punto central) muy marcado tal y como es de esperar en linternas lanzadoras. Sobre el spill de la FT03 se puede apreciar una doble corona en tono azulado. Esto suele ser debido a un mal ajuste del espacio entre la lente y el reflector.

Por su parte la T27 presenta un tinte sobre los 6000-6500K aunque mucho más homogéneo y sin artefactos en el mismo. 


Consideraciones adicionales


Considerando todos estos detalles que acabamos de repasar, parece que la FT03 ha salvado el tipo más que de una manera digna. Incluso se puede decir que ha sacado pecho y respecto a su rival, en poco tiene que envidiarla. Pero como siempre vayamos con esos detalles que muchas veces pasamos por alto.

El primero de ellos guarda relación con un ruido. Un ruido no molesto, pero sí preocupante. Y es que a los pocos minutos de tener encendida la FT03, si prestamos atención es posible oír un preocupante «clink» que proviene de la zona superior de la linterna, de alguna parte cercana a la lente.

Es de suponer que este ruido provenga de la tensión de alguno de los materiales al expandirse debido al calor. Desconozco si es porque la junta tórica es demasiado grande y no deja sitio para para la expansión de los materiales o cual es el problema exacto. El caso es que el ruido está presente y las primeras veces asusta ya que es similar al ruido de cuando se agrieta un cristal.

Y no solo es mi unidad la que presenta este fallo ya que más usuarios han reportado este ruido. Aunque en el momento de escribir este artículo no se han reportado roturas de cualquier tipo relacionadas con este.

Otro de los fallos, y esta vez bastante estúpido, es la correa. Que no es que sea mala, es que resulta totalmente inútil. Se la ve de mala calidad, tiene mal tacto y lo peor de todo, es que la han hecho tomando como ejemplo las manos o bien de un niño o de un asiático, ya que ¡Es diminuta!


Existe otro fallo –aunque no sé si llamarlo fallo– porque, aunque no afecta de manera directa al funcionamiento de la linterna, sí denota una falta de control de calidad. Y es que, la mpcb donde asienta el led, adolece de un grave marmoleado en la superficie de contacto. Para entenderlo mejor, estos son las imágenes del antes y del después de haber solucionado el problema con lija de grano 1000.


Pese a no afectar de manera directa al funcionamiento de la linterna, sí impide una correcta transferencia de calor del área del led al cuerpo de esta ¿Afecta realmente al rendimiento? La verdad es que no he hecho pruebas y no me atrevería a decir hasta qué punto hay diferencia entre el antes y después. Lo que sí está claro es que esto no debería de estár ahí.

Fuera a parte de estos fallos, en algunas unidades se han observado otros fallos menores como que el logo de Astrolux no está centrado respecto al pulsador o que el led no está centrado. Este último es debido al uso de un centrador gigantesco (*) que en ocasiones toca con los cables impidiendo que su posición correcta. La solución pasa por abrir la cabeza –no viene pegada– y apretar todo de nuevo.


Veredicto final


Pese a la fama que arrastra Astrolux, este modelo parece alejarse de todos esos fallos catastróficos que han acompañado a la marca a lo largo de los últimos años. Como hemos comprobado a lo largo de esta entrada, no existen fallos especialmente graves, y los que existen, son estéticos o no afectan de manera grave al uso de la linterna. Por lo que en este sentido parece que la marca ha encontrado el camino correcto.

Algo a tener en cuenta y que es una señal inequívoca de que este modelo funciona, no solo son las más de 1200 unidades vendidas desde los foros de BLF, es que la comunidad ya ha empezado a trabajar en modificaciones para este modelo.

Una de ellas es un bisel dentado de acero con el que sustituir el bisel de serie fabricado en aluminio. De esta manera además de que estéticamente se verá diferente, la linterna puede adquirir otros usos -creo que no es necesario que los explique– 

Otra modificación ya en camino es un nuevo driver para el led Osram White Flat, con el que es posible que veamos versiones de la FT03 mucho más lanzadoras que el modelo de serie.


Así que dicho todo esto e intentado responder a las preguntas iniciales… ¿Realmente da lo que promete la FT03? ¿Existen diferencias si la comparamos con un modelo de rendimiento similar pero mucho más caro?

Da lo que promete e incluso más. Pero si la comparamos con un producto con un rendimiento similar pero mucho más caro, es evidente que flojea en ciertos aspectos. Y es que por pura lógica, resulta imposible que por su precio pueda competir con productos que cuestan casi cuatro veces más.

Pese a que la linterna rinde de manera sorprendentemente bien, no dejamos de estar ante un driver FET, tanto para lo bueno como para lo malo. Más de lo mismo para todos esos pequeños detalles que hemos ido viendo a lo largo de la review, un led descentrado, una proyección con una doble corona, ruidos preocupantes, una mpcb con marmoleado, una correa inútil, etc. Esto simplemente no existe en un producto de alta gama.

Hay que tener en cuenta que para un uso profesional un producto como la T27 sabemos que siempre va a estar ahí en todos los sentidos. No vamos a desprogramar el firmware, vamos a tener potencia a raudales hasta a agotar la batería y que, en caso de problemas, el fabricante nos ofrece una garantía sin casi preguntas.

Para un uso lúdico, como linterna de backup o como linterna para situaciones de emergencia, la FT03 resultar ser una magnifica linterna que por 30$ no puedo hacer otra cosa más que recomendarla.