Calibrar la temperatura desde Anduril

Anduril UI

Doy por hecho que calibrar la temperatura en una linterna no es lo primero en lo que alguien piensa cuando tiene una en la mano. Pero con los nuevos firmwares con gestión activa de temperatura como puedan ser Anduril, que va a ser del cual vamos a hablar, este proceso no solo se convierte en algo recomendable, sino casi obligatorio.

¿Para qué sirve todo esto? Si tú lo único que quieres es utilizar tu linterna para trabajar. Pues sirve para prolongar el uso de los modos altos todo el tiempo posible resultando la temperatura calibrada como la más exacta y la más confortable. Para poder realizar esta calibración debemos tener en cuenta tres cosas:

  • Necesitamos un firmware que lo permita
  • Debemos calibrar la temperatura ambiente
  • Debemos calibrar la temperatura máxima


  • Con estos tres sencillos pasos nos ponemos manos a la obra con la calibración. Para este ejemplo vamos a realizar el proceso con Anduril ya que es el firmware avanzado más extendido en este momento. Aunque si tienes una linterna con un firmware como puedan ser Narsil, RampingIOS, etc. aunque el proceso cambia, también es posible realizar el proceso, aunque no como aquí lo explico.

    Ya sé que existen mil videos donde linterna en mano nos enseñan a calibrar el sensor de temperatura (véase este) pero yo te voy a enseñar un truco con el cual no vas a necesitar ver ningún video.

    ¿Preparado? ¿Listo?

    3, 2, 2, 2, 4

    Tranquilo, no he publicado una entrada en la que el gato se ha paseado sobre el teclado. El truco para calibrar Anduril es simplemente conocerse esa secuencia de números. Dicho de otra manera. Desde apagado, 3 clics, 2, clics, 2 clics, 2 clics, 4 clics.

    En el cuarto y último bloque de clics, la linterna hace una especie de zumbido con sus leds, algo muy del estilo «brrrrrtttttt» Cada zumbido nos indica una cosa.

    Zumbido 1) Calibración de temperatura
    Zumbido 2) Calibración de temperatura máxima antes de stepdown

    Si durante el primer zumbido hacemos N clics, con esto le estamos indicando cual es la temperatura del sensor. Un truco que creo que es bastante bueno es calibrar la temperatura a 20º ¿Por qué a 20º y no a 10º o a 30º? Casi seguro que cuando hagas esto estarás dentro de una casa, a la sombra, sentado en tu sofá o en una silla. Dentro de una casa la temperatura ambiente ronda los 20º, así que como valor medio creo que es bastante bueno.

    Durante el segundo zumbido, definimos cual es la temperatura máxima a la que funcionará nuestra linterna. Esto funciona de la siguiente manera. 30º + N clics. Es decir, 30º de temperatura como base + 30 clics (o 20 o 10, los que quieras) suponen que la temperatura máxima será de 60º grados (30º +30 clics). Este valor va a depender de nuestra tolerancia al calor. Si 60º nos resulta molesto, bajaremos el número de clics, de lo contrario, lo aumentaremos.

    Para salir de cualquiera de los dos modos, basta con esperar a que pare el parpadeo y hacer un clic.

    Finalmente, para saber si hemos hecho el proceso correctamente, o al menos parte de él, podemos comprobar cuál es la temperatura del sensor. Nuevamente tiramos de la chuleta solo que en esta ocasión tiene un paso menos.

    3, 2, 2, 2

    El número de parpadeos es la temperatura de la linterna en decenas y unidades por ese orden. Es decir, dos parpadeos seguido de cuatro parpadeos nos indica que la temperatura es 24º. Este valor puede ir variando según hagamos la prueba. El simple pardeo de los leds va a ir generando calor, por lo que no es de extrañar que de primeras obtengas una lectura de 24º y las posteriores resulten superiores.

    En resumidas cuentas y como decía al inicio. La clave es conocer esa pequeña secuencia de números. Aunque si lo prefieres, siempre puedes tirar del manual.