Categorías

    Guía

    Calibrar la temperatura desde Anduril

    Anduril UI

    Doy por hecho que calibrar la temperatura en una linterna no es lo primero en lo que alguien piensa cuando tiene una en la mano. Pero con los nuevos firmwares con gestión activa de temperatura como puedan ser Anduril, que va a ser del cual vamos a hablar, este proceso no solo se convierte en algo recomendable, sino casi obligatorio.

    ¿Para qué sirve todo esto? Si tú lo único que quieres es utilizar tu linterna para trabajar. Pues sirve para prolongar el uso de los modos altos todo el tiempo posible resultando la temperatura calibrada como la más exacta y la más confortable. Para poder realizar esta calibración debemos tener en cuenta tres cosas:

  • Necesitamos un firmware que lo permita
  • Debemos calibrar la temperatura ambiente
  • Debemos calibrar la temperatura máxima


  • Con estos tres sencillos pasos nos ponemos manos a la obra con la calibración. Para este ejemplo vamos a realizar el proceso con Anduril ya que es el firmware avanzado más extendido en este momento. Aunque si tienes una linterna con un firmware como puedan ser Narsil, RampingIOS, etc. aunque el proceso cambia, también es posible realizar el proceso, aunque no como aquí lo explico.

    Ya sé que existen mil videos donde linterna en mano nos enseñan a calibrar el sensor de temperatura (véase este) pero yo te voy a enseñar un truco con el cual no vas a necesitar ver ningún video.

    ¿Preparado? ¿Listo?

    3, 2, 2, 2, 4

    Tranquilo, no he publicado una entrada en la que el gato se ha paseado sobre el teclado. El truco para calibrar Anduril es simplemente conocerse esa secuencia de números. Dicho de otra manera. Desde apagado, 3 clics, 2, clics, 2 clics, 2 clics, 4 clics.

    En el cuarto y último bloque de clics, la linterna hace una especie de zumbido con sus leds, algo muy del estilo «brrrrrtttttt» Cada zumbido nos indica una cosa.

    Zumbido 1) Calibración de temperatura
    Zumbido 2) Calibración de temperatura máxima antes de stepdown

    Si durante el primer zumbido hacemos N clics, con esto le estamos indicando cual es la temperatura del sensor. Un truco que creo que es bastante bueno es calibrar la temperatura a 20º ¿Por qué a 20º y no a 10º o a 30º? Casi seguro que cuando hagas esto estarás dentro de una casa, a la sombra, sentado en tu sofá o en una silla. Dentro de una casa la temperatura ambiente ronda los 20º, así que como valor medio creo que es bastante bueno.

    Durante el segundo zumbido, definimos cual es la temperatura máxima a la que funcionará nuestra linterna. Esto funciona de la siguiente manera. 30º + N clics. Es decir, 30º de temperatura como base + 30 clics (o 20 o 10, los que quieras) suponen que la temperatura máxima será de 60º grados (30º +30 clics). Este valor va a depender de nuestra tolerancia al calor. Si 60º nos resulta molesto, bajaremos el número de clics, de lo contrario, lo aumentaremos.

    Para salir de cualquiera de los dos modos, basta con esperar a que pare el parpadeo y hacer un clic.

    Finalmente, para saber si hemos hecho el proceso correctamente, o al menos parte de él, podemos comprobar cuál es la temperatura del sensor. Nuevamente tiramos de la chuleta solo que en esta ocasión tiene un paso menos.

    3, 2, 2, 2

    El número de parpadeos es la temperatura de la linterna en decenas y unidades por ese orden. Es decir, dos parpadeos seguido de cuatro parpadeos nos indica que la temperatura es 24º. Este valor puede ir variando según hagamos la prueba. El simple pardeo de los leds va a ir generando calor, por lo que no es de extrañar que de primeras obtengas una lectura de 24º y las posteriores resulten superiores.

    En resumidas cuentas y como decía al inicio. La clave es conocer esa pequeña secuencia de números. Aunque si lo prefieres, siempre puedes tirar del manual.


    Guía, Linternas

    Configurando la interfaz Zebra como un profesional

    Con la llegada de la Zebra SC700d tocaba nuevamente configurar sus modos. Si nunca has visto como se configura una Zebra hay que decir que es un proceso que tiene su miga. Pero antes de meternos en camisas de once varas, veamos el funcionamiento básico de su interfaz ya que también resulta bastante peculiar.

    Zebra SC700d
    Zebralight SC700d


    Desde apagado, 1 clic corto enciende en modo alto. Desde apagado, 2 clics cortos encienden en modo medio. Desde apagado, manteniendo pulsado entramos en el modo bajo y comenzamos un ciclo de bajo-medio-alto hasta que soltemos el pulsador.

    Desde apagado, 3 clics activan el modo estrobo (Doble clic dentro, cambia de estrobo). Y desde encendido y en cualquier modo, 1 clic corto apaga la linterna. Hasta aquí bastante sencillo, pero esta interfaz al contrario que otras – las armytek pro son bastante similares – tienen disponibles submodos ¿Qué quiere decir esto?

    Que por cada modo, hay un submodo. En el modo alto, hay un modo alto 2; en el modo medio, hay un modo medio 2; en el modo bajo, hay un modo bajo 2. Dicho de otra manera, disponemos de 6 niveles de potencia a los que podemos saltar en cualquier momento.

    Es posible que te asalte una duda ¿En que se diferencia tener 3 modos con 3 submodos de una linterna con 6 modos? Cuando una linterna tiene 6 modos resulta difícil saber en que modo estamos en especial cuando estamos en modo medios mientras que con 3 modos y 3 submodos, gracias especialmente al acceso a estos por el número de clics, podemos saber exactamente que modo tenemos por arriba o por abajo.

    Por ponerlo aún más en perspectiva. Si encendemos la linterna con un clic corto sé que estoy en modo alto y que si en ese modo hago un doble clic – que es como se acceden a estos submodos-, se que voy a pasar a otro modo ligeramente más potente o ligeramente menos potente.

    Estos modos conocidos como H1-H2 (Altos), M1-M2 (Medios), L1-L2 (Bajos) son configurables y precisamente esta configuración es la que resulta ciertamente confusa.

    Existen 3 modos de configuración llamados G5, G6 y G7. El modo G5 es el modo que viene por defecto de fabrica y en este modo, solo es posible cambiar los submodos, es decir, los H2, M2 y L2. Los modos H1, M1 y L1 son los que vienen predefinidos por el fabricante.

    En este caso nos vamos a centrar en los modos de configuración G6 y G7, cuya única diferencia entre ambos es el número de clics en su configuración ya que ambos hacen exactamente lo mismo. Simplemente son 2 “slots de memoria” donde almacenar diferentes configuraciones.

    Antes de comenzar, debes conocer que para reiniciar la memoria y empezar desde 0, desde apagado debes hacer 18 clics. Créeme, lo vas a necesitar. Antes de realizar la configuración es recomendable leer de aquí en adelante un par de veces hasta el final antes de ponernos a configurar nada.

    Lo primero que hay que hacer es acudir a la página de Zebralight y buscar la parte donde se especifican los modos de nuestro modelo. Tiene que ser algo como esto.


    El truco para que el proceso resulte mucho más sencillo es asignar a cada potencia (Lm) un número de «saltos» siendo la potencia más baja 0 saltos. Siguiendo el ejemplo de la captura anterior 0.04lm serian 0 saltos, 0.12lm 1 salto, 032lm 2 saltos, 2.1lm 3 saltos, 11.6lm 4 saltos y así hasta el valor más alto que en este caso seria 3000lm y 11 saltos

    Escogemos los 6 que más nos gusten y nos apuntamos en un papel a que número de saltos corresponden. Para que resulte más sencillo, lo vamos a hacer únicamente con los modos 0.12lm y 2.1lm, lo que corresponde a 1 salto y 3 saltos. Luego simplemente es repetir el proceso.

    Para configurar el modo el modo G6, con la linterna apagada hacemos 6 clicscon esto entramos en modo configuración para G6 -. Una vez aquí, mantenemos apretado el pulsador para entrar en el modo más bajo y una vez aquí, 6 clics doblesempieza la configuración

    Hacemos triple clic hasta que la linterna no baje más de potenciaesto significa que estamos en el modo de 0.04lm – y como queremos que este modo sea de 0.12lm hacemos un único clic doble – cada clic doble sube un modo y cada clic triple baja un modo -, una vez aquí hacemos clic para apagar y ya tenemos configurado el primero de los modos.

    Repetimos el proceso, desde apagado 6 clic, escogemos el siguiente modo aconfigurar (L2) así que apretamos el pulsador hasta que estemos en modo bajo y con doble clic, escogemos el submodo que queramos configurar, una vez ahí, 6 clics dobles. Hacemos triple clic bajamos hasta el modo más bajo. Como queremos llegar hasta los 2.1Lm necesitamos hacer 3 saltos, lo que significa hacer clic doble tres veces. Una vez configurado, apagamos con clic corto.

    Para los modos medios (M1 – M2) es exactamente igual. Desde apagado 6 clics, apretamos hasta estar en el modo que queramos configurar, hacemos 6 clics dobles, bajamos hasta el modo más bajo haciendo clics triples y subimos hasta el modo deseado haciendo clics dobles tantas veces como saltos necesite nuestro modo, que en mi caso serian 6 para el modo de 52lm. Para configurar el modo M2 más de lo mismo, solo que, en vez de 6 saltos, son 7 para el modo de 192lm.


    ¿Un lio? No se puede decir que resulte la forma de configuración más intuitiva del mundo. De hecho se puede decir que la configuración de los modos puede resultar tremendamente confusa. Aunque el uso de ellos, una vez configurados, resulta muy sencillo.


    Guía, Linternas

    Devolviendo una BLF GT a casi su estado natural

    Ya he demostrado en más de una ocasión «mi amor incondicional» por la BLF GT. Es grande, es pesada, entra dentro de una categoría de linternas poco habitual como son las linternas de búsqueda y rescate, y aunque sobre todo resulte bastante irracional, es sumamente divertida.

    Con aparición oficial de la GT XHP70.2 hace apenas unos meses, la versión originalmente con XHP35 HI y posteriormente modificada a XHP70.2, no parecía tener mucho sentido. Al fin y al cabo, tener dos GT con driver similar –en la práctica no, pero esto lo veremos otro día– y mismo led, no es lógico. Por lo que una de ellas debía volver a su estado natural. Es decir, led XHP35 HI.

    Aunque no exactamente a su estado natural. De serie el led que montaba era de 4000K. Y en esta ocasión saltaría hasta unos azulados y para muchos, dramáticos, 6000K. Igualmente, los cables verán aumentar su sección.

    Partimos de un mpcb Lumintop para un led al XHP70.2 y comenzamos por lo básico, retirar los cables.

    Como la mpcb es masiva (45mm), la sección de los cables para el led XHP70.2 es más que generosa y la superficie de disipación tiene unas más que considerables dimensiones, es necesario un buen soldador o mejor aún, una estación de soldadura para poder retirar los cables con relativa facilidad.

    Continuar Leyendo

    Guía, Linternas, Modificaciones

    De como ganar metros, lúmenes y otras cosas de no comer (Parte IV)

    Y llegamos a la cuarta parte de esta extensa guía sobre cómo ganar metros y lúmenes. En esta última entrada repasaremos los dos puntos pendientes que nos quedaban por repasar. Muelles y reflector. Comencemos.

    Muelles


    Existe una vía adicional para conseguir una mejora en el rendimiento de nuestra linterna. Esta consiste en actuar directamente sobre los muelles. Para ello, lo podemos hacer de dos maneras que, aunque parcialmente opuestas , el resultado final es similar.

    Estas son:

    1. Sustituir el muelle
    2. Realizar un bypass



    De inicio conviene tener muy claros dos conceptos muy básicos como son resistencia y resistividad.

    Definimos resistencia como la oposición de un material a que la corriente eléctrica circule a través de él. Y resistividad al conjunto de propiedades (material, longitud, área) que generan una resistencia sobre una corriente eléctrica.

    Dicho de otra manera y por traducirlo a un lenguaje más coloquial. Al cambiar un muelle por uno de un material mejor o al realizar un bypass, lo que estamos haciendo es reducir la resistencia y por lo tanto mejorando la conductividad eléctrica. O por simplificarlo aún más, lo que haremos es proporcionar a la corriente un camino más rápido para llegar desde la batería hasta el driver.

    Continuar Leyendo

    Guía

    Dedomando leds XHP70.2

    En más de una ocasión me he referido al termino dedomar como algo bastante cotidiano. Al fin y al cabo, ya existe una gran variedad de leds que vienen de serie sin domo para ganar esos metros extras que tanto nos gustan. Pero en realidad ¿en qué consiste el proceso?

    A priorí, el proceso parece sencillo. Aunque existen varias técnicas muy diferentes entre sí, la más habitual consiste en retirar el domo, la cúpula que rodea al led, con una cuchilla. De hecho, uno pudiese pensar que al final no es más que cortar con una cuchilla un pequeño cacho de «plástico». Pero como en todo, de la teoría a la práctica, va un mundo.

    De todos los manuales y videos que hay por la red con diferentes técnicas, la utilizada por el usuarios ZozzV6 en los foros de BLF, es de largo la que más me ha gustado.

    3 XHP70.2 – De serie – Dedomado – Dedomado sin bordes.

    Hay las suficientes fotos como para entender bien el proceso aún sin entender nada de inglés. Pero hay varias capturas que más allá de la explicación, resultan bastante esclarecedoras a la hora de entender que sucede con el tinte cuando retiras el domo o incluso, partes del fosforo del led.


    Guía