Configurando la interfaz Zebra como un profesional

Con la llegada de la Zebra SC700d tocaba nuevamente configurar sus modos. Si nunca has visto como se configura una Zebra hay que decir que es un proceso que tiene su miga. Pero antes de meternos en camisas de once varas, veamos el funcionamiento básico de su interfaz ya que también resulta bastante peculiar.

Zebra SC700d
Zebralight SC700d


Desde apagado, 1 clic corto enciende en modo alto. Desde apagado, 2 clics cortos encienden en modo medio. Desde apagado, manteniendo pulsado entramos en el modo bajo y comenzamos un ciclo de bajo-medio-alto hasta que soltemos el pulsador.

Desde apagado, 3 clics activan el modo estrobo (Doble clic dentro, cambia de estrobo). Y desde encendido y en cualquier modo, 1 clic corto apaga la linterna. Hasta aquí bastante sencillo, pero esta interfaz al contrario que otras – las armytek pro son bastante similares – tienen disponibles submodos ¿Qué quiere decir esto?

Que por cada modo, hay un submodo. En el modo alto, hay un modo alto 2; en el modo medio, hay un modo medio 2; en el modo bajo, hay un modo bajo 2. Dicho de otra manera, disponemos de 6 niveles de potencia a los que podemos saltar en cualquier momento.

Es posible que te asalte una duda ¿En que se diferencia tener 3 modos con 3 submodos de una linterna con 6 modos? Cuando una linterna tiene 6 modos resulta difícil saber en que modo estamos en especial cuando estamos en modo medios mientras que con 3 modos y 3 submodos, gracias especialmente al acceso a estos por el número de clics, podemos saber exactamente que modo tenemos por arriba o por abajo.

Por ponerlo aún más en perspectiva. Si encendemos la linterna con un clic corto sé que estoy en modo alto y que si en ese modo hago un doble clic – que es como se acceden a estos submodos-, se que voy a pasar a otro modo ligeramente más potente o ligeramente menos potente.

Estos modos conocidos como H1-H2 (Altos), M1-M2 (Medios), L1-L2 (Bajos) son configurables y precisamente esta configuración es la que resulta ciertamente confusa.

Existen 3 modos de configuración llamados G5, G6 y G7. El modo G5 es el modo que viene por defecto de fabrica y en este modo, solo es posible cambiar los submodos, es decir, los H2, M2 y L2. Los modos H1, M1 y L1 son los que vienen predefinidos por el fabricante.

En este caso nos vamos a centrar en los modos de configuración G6 y G7, cuya única diferencia entre ambos es el número de clics en su configuración ya que ambos hacen exactamente lo mismo. Simplemente son 2 “slots de memoria” donde almacenar diferentes configuraciones.

Antes de comenzar, debes conocer que para reiniciar la memoria y empezar desde 0, desde apagado debes hacer 18 clics. Créeme, lo vas a necesitar. Antes de realizar la configuración es recomendable leer de aquí en adelante un par de veces hasta el final antes de ponernos a configurar nada.

Lo primero que hay que hacer es acudir a la página de Zebralight y buscar la parte donde se especifican los modos de nuestro modelo. Tiene que ser algo como esto.


El truco para que el proceso resulte mucho más sencillo es asignar a cada potencia (Lm) un número de «saltos» siendo la potencia más baja 0 saltos. Siguiendo el ejemplo de la captura anterior 0.04lm serian 0 saltos, 0.12lm 1 salto, 032lm 2 saltos, 2.1lm 3 saltos, 11.6lm 4 saltos y así hasta el valor más alto que en este caso seria 3000lm y 11 saltos

Escogemos los 6 que más nos gusten y nos apuntamos en un papel a que número de saltos corresponden. Para que resulte más sencillo, lo vamos a hacer únicamente con los modos 0.12lm y 2.1lm, lo que corresponde a 1 salto y 3 saltos. Luego simplemente es repetir el proceso.

Para configurar el modo el modo G6, con la linterna apagada hacemos 6 clicscon esto entramos en modo configuración para G6 -. Una vez aquí, mantenemos apretado el pulsador para entrar en el modo más bajo y una vez aquí, 6 clics doblesempieza la configuración

Hacemos triple clic hasta que la linterna no baje más de potenciaesto significa que estamos en el modo de 0.04lm – y como queremos que este modo sea de 0.12lm hacemos un único clic doble – cada clic doble sube un modo y cada clic triple baja un modo -, una vez aquí hacemos clic para apagar y ya tenemos configurado el primero de los modos.

Repetimos el proceso, desde apagado 6 clic, escogemos el siguiente modo aconfigurar (L2) así que apretamos el pulsador hasta que estemos en modo bajo y con doble clic, escogemos el submodo que queramos configurar, una vez ahí, 6 clics dobles. Hacemos triple clic bajamos hasta el modo más bajo. Como queremos llegar hasta los 2.1Lm necesitamos hacer 3 saltos, lo que significa hacer clic doble tres veces. Una vez configurado, apagamos con clic corto.

Para los modos medios (M1 – M2) es exactamente igual. Desde apagado 6 clics, apretamos hasta estar en el modo que queramos configurar, hacemos 6 clics dobles, bajamos hasta el modo más bajo haciendo clics triples y subimos hasta el modo deseado haciendo clics dobles tantas veces como saltos necesite nuestro modo, que en mi caso serian 6 para el modo de 52lm. Para configurar el modo M2 más de lo mismo, solo que, en vez de 6 saltos, son 7 para el modo de 192lm.


¿Un lio? No se puede decir que resulte la forma de configuración más intuitiva del mundo. De hecho se puede decir que la configuración de los modos puede resultar tremendamente confusa. Aunque el uso de ellos, una vez configurados, resulta muy sencillo.