La guerra de los lúmenes

Quien más o quien menos, conoce alguna referencia hacia la guerra del megapíxel. Esa guerra por la que que los fabricantes de cámaras digitales entraron en una especie de paranoia en la que lo único que parecía importar era tener más megapíxel que la competencia. Si Pentax sacaba un sensor de 10Mpx, Nikon lo hacía de 12 , para acto seguido Canon sacar uno de 16. Está demostrado que estas guerras más allá de mejorar hasta cierto punto los sensores, lo que principamente conseguían era que el consumidor entrase en una espiral de consumismo desmedido que únicamente favorecía al fabricante.

Comparativa archivos RAW con diferentes tamaños de sensor.

De un tiempo a esta parte, con las linternas hemos entrado en esa misma espiral. Solo que aquí puede que sea un mayor sin sentido, si es que esto es posible. Hubo un tiempo en que la meta a alcanzar parecían ser los 4000 lúmenes. Una cifra alta, redonda y que solo estaba disponible para sistemas multiled. Aunque hay fabricantes chinos de segundo nivel que ofrecen estas cifras, no se consiguen de una manera óptima, teniendo que recurrir a más de cuatro leds, y en ocasiones, con estimaciones demasiado optimistas.

Con la llegada de los led Cree XHP50 y XHP70 (en especial en su variante .2), esa barrera natural de 1000lm por led que parecía existir, pasó a mejor vida. Esta “nueva” familia de leds llega hasta los 181 lm/w por lo que no resulta complicado alcanzar los 5000 lúmenes por led. Como era de esperar esto ha dado paso a una revolución en las linternas multiled. Donde antes había 4 XM-L2 ahora hay 4 XHP70.2. Y donde había 4000 lúmenes, ahora hay 18.000.

Pero como decía, esto es una guerra. Y en las guerras pierde quien antes se rinda. Y en esta, al menos de momento, nadie parece estar dispuesto a ello.

Si hacemos un repaso a los sistemas multiled, hablando siempre de los más potentes, una de esas linternas que revolucionó el ecosistema de los sistemas multiled fue la Olight X7. Con 9.000 lúmenes y tres led XHP70 marcaba un antes y un después. Por supuesto esto tiene un precio, y no solo económico (en torno a los 200€). Cuatro pilas 18650 de alto drenaje, además de ser obligatorio que estas tengan tetón. Lo que limita con que pilas puede trabajar.

No mucho más tarde Acebeam anunció la X45. Inicialmente en su variante de 16.500 lúmenes y equipada con cuatro leds XHP70 que prácticamente doblaba en potencia a la Olight X7. Pero fue la propia Acebeam quien no muchos meses más tarde llegó a los 18.000 lúmenes al equipar con cuatro XHP70.2 a su X45.

¿Muchos lúmenes? Bueno, si eres un fabricante y quieres que hablen de ti, tal vez no son los suficientes. O al menos eso es lo que debieron pensar en Olight, quien mucho antes de salir la X45 al mercado, ya tenía un prototipo de 25.000 lúmenes, la X9. Por supuesto este número no ha parado de crecer y en la actualidad es posible comprar linternas con hasta 32.000 lúmenes como la Imalent DX80. Antes de continuar hablando sobre los diferentes modelos que copan el mercado, vamos a hacer una pequeña pausa en este viaje a través de la historia de los sistemas multiled más potentes.

 

XHP70.2

Pese a que los leds son cada vez más eficientes, es de esperar que parte de esta energía no se convierta en luz, sino en calor. A este problema hay que añadirle uno más. Mientras que los leds como los XM-L funcionan en torno a los 3V, los XHP70.2 necesitan 6 o 12V ¿Qué significa esto? Que una sola pila no es capaz de alimentar uno de estos leds, teniendo que recurrir a pilas en serie o elevadores de tensión, los cuales a su vez generan aún más calor. Por supuesto hay más problemas añadidos como el consumo, lo que a su vez nos obliga a utilizar un mayor número de pilas. Aunque esto y para no complicar todo mucho más, lo veremos otro día.

Por si te has perdido en esta maraña de datos y modelos,  el resumen es que el calor va a ser un problema mayúsculo. Tanto que, o refrigeras de alguna manera todo este calor generado o simplemente dejas de generarlo.  Las soluciones a tomar son pocas. Aumentar la masa de material, añadir un ventilador o incluir un stepdown (bajada de rendimiento bien por tiempo o por temperatura) en la programación del firmware.  Como veremos más adelante, cada fabricante ha optado por una solución distinta en base al diseño y resultado que se quiera conseguir. Aunque en algunos casos extremos veremos que la única solución es aplicar todas las soluciones al mismo tiempo.

 

Continuando por nuestro viaje en la guerra de los lúmenes, en la actualidad los 9.000 – 10.000 lúmenes se antojan como un número alto, fácil de conseguir y que no representa muchos problemas de cara a su producción. Por lo que es de esperar que nos estanquemos ahí durante un tiempo…

Es broma ¿De verdad crees que 10.000 lúmenes son suficientes? Los fabricantes y los usuarios piensan que no. De hecho, si se siguen diseñado unidades cada vez más potentes es solo por un solo motivo, existe una demanda de ello.

No voy a entrar en el mundo de las linternas modificadas donde se están alcanzando cifras verdaderamente monstruosas durante unos pocos segundos como los 100.000 lúmenes de la x65vn. La guerra continúa y Acebeam ya ha anunciado la X70 con unos impresionantes 40.000 lúmenes. ¿Qué cuanto son 40.000 lúmenes? Piensa que en las luces de cruce de tu coche llevas aproximadamente unos 2800 lúmenes. Es decir, 14 veces más.

 

x65vn 100.000lm

Otros fabricantes como Astrolux se han apuntado al carro con la no menos monstruosa MF03 con 8 XHP70.2, por lo que podemos estar hablando de 40.000 lúmenes o incluso más. Aunque en el momento de escribir este artículo aún no está a la venta y podría no llegar a esta cifra.

Además del alto precio económico, este tipo de sistemas multiled extremadamente potentes tienen varios problemas añadidos. Su peso en ocasiones se va por encima de los 2Kgr. y su tamaño las convierte en poco útiles tanto para transportar como para utilizar. El número de pilas necesarias es de 8, tanto en la X70 como en la MF03. Y su mayor problema como ya he dicho antes, es el calor.

Quizás uno de los sistemas más novedosos para lidiar con el problema del calor (novedoso no por increíble, sino porque nadie lo ha utilizado hasta ahora), sea el uso de ventiladores. Si bien el prototipo de la Olight X9 ya contaba con al menos un ventilador, poco más se sabe de ella. Mientras que la Acebeam X70 se sabe que contará con tres ventiladores activos.

 

Cabe decir que en este pequeño resumen no he nombrado todos los sistemas multiled que hay en el mercado, de hecho, es posible que si llevas en el mundillo unos años, es posible que eches de menos la Acebeam X60M, la cual ya en el 2014 ofrecía 10.000 lúmenes. Incluso hoy en día sigue siendo una rara avis debido a su desproporcionado precio, numero de baterías y tipo de led, por lo que se ha quedado fuera de este árticulo de manera intencionada.

 

Si queremos hacer un resumen o poner fin a esta entrada de una manera sencilla, lo lógico seria hacerse la siguiente pregunta ¿Dónde o cuándo acabará esta guerra? Difícil respuesta, pero muy posiblemente el fin llegue cuando el usuario final no esté dispuesto a seguir pagando precios de infarto. En un futuro, tal vez no muy lejano, la eficiencia de los leds seguirá aumentando resultando aún más potentes y con un menor consumo. La única pregunta que queda en el aire es bastante previsible ¿Los precios de estos leds serán menores o mayores a los actuales? Posiblemente este sea el factor determinante que ponga fin a esta guerra.