Noctigon K1 frente a sus principales rivales

Pese a que los primeros envíos de la Noctigon K1 no tendrán lugar al menos hasta el 15 de diciembre, lo relativo a gran parte de los detalles técnicos ya es público tal y como podemos leer en su página oficial

Con un precio base de 79$, este modelo se postula para ser la futura reina de las linternas lanzadoras en formato 21700. Pero ¿Estará a la altura por esos casi 80$ que cuesta?

Presentada de manera inicial con dos de los leds lanzadores más demandados en la actualidad como son, el Osram CSLNM1.TG de 900 lúmenes y el CSLPM1.TG de 1400, a escasas horas de la publicación de esta entrada, se ha presentado un tercer led. El algo más modesto Cree XP-L HI de 1300 lúmenes y apenas 1100 metros. Con el primero de estos leds, se alcanza la impresionante cifra de 1612 metros de distancia. Una cifra verdaderamente monstruosa que la catapultaría de manera directa al puesto número de las linternas lanzadoras 21700, al menos en cuanto a metros se refiere. 

Claro que, con este led, nos tendremos que conformar con unos modestos 900 lúmenes, por lo que la proyección, en especial el hostspot (Parte central de la proyección de un led), pueden resultar hasta en cierta manera decepcionantes. 

Algo más equilibrado resulta es el segundo de estos leds Osram, el CSLPM1.TG o también conocido como White Flat 2mm2. Con 1400 lúmenes y 1483 metros, estamos ante un conjunto mucho más racional que, nos permitirá un uso más dispar de la linterna.

El tercero de estos leds es el mítico Cree XP-L HI, el cual lo hemos visto funcionar en prácticamente cualquier linterna que podamos imaginar. Desde una Convoy S2+, pasando por una Convoy C8+ o la Fireflies E07.

Con este repertorio de leds y un conjunto de características como son su firmware Anduril, un puerto de carga usb-c integrado dentro de la rosca, pulsador iluminado, driver CC, compatibilidad con baterías 18650/21700, etc. la K1 lo tiene todo para convertirse en la reina de las lanzadoras de formato medio. Pero veamos cuáles son sus rivales. 



Para encontrar unos dignos rivales, estos, deben cumplir con dos parámetros. Lo primero es que deben ser linternas lanzadoras de serie, por lo que nos olvidamos de monstruos con leds Cree XHP70.2 dedomados o similares. Lo segundo, es que deben tener un formato de host similar o no mucho mayor al de la K1. Así que, sintiéndolo mucho, si estabais esperando ver de nuevo la BLF GT con su led dedomado, hoy no es el día. 

Y el primero de estos rivales es una vieja conocida cuyo nombre es Acebeam T27. Este modelo con sus 1180 metros y sus 2500 lúmenes, exprime como ninguna otra el led Cree XHP35-Hi hasta mucho más allá de las especificaciones oficiales. Si bien sus 2500 lúmenes son algo efímeros, ya que, pasados los dos primeros minutos, nos debemos conformar con 1400 lúmenes. Eso sí, estos son totalmente estables hasta agotar la batería. Algo de lo que muy pocas linternas pueden presumir. 

Algo más modesta resulta la Astrolux FT03 con su led Luminus SST-40 con sus más de 900 metros y 2000 lúmenes. Claro que esto se consigue con un driver FET, nada que ver con el driver de tipo CC (Constant Current) de la K1.

Y si este modelo nos dejó un buen sabor de boca sentando las bases del camino a seguir por parte de Astrolux, mejor sabor de boca nos debería dejar el próximo lanzamiento que la marca tiene entre manos con el que es ya el nuevo led de moda, el Luminus SBT90.2.

Este hermano pequeño del Luminus CFT-90 llega dando un golpe sobre la mesa y diciendo <¡aquí estoy yo! ¡soy vuestro nuevo rey!> y para ser honesto, es difícil decir que no es el nuevo rey. Y es que, si su hermano mayor tenía un precio prohibitivo y unos requerimientos energéticos de locura, el SBT90.2 baja un par de escalones en todos los aspectos, haciendo que su uso en linternas resulte muy apetecible. 

Fruto de este nuevo led, en breve veremos una nueva versión de la Astrolux FT03, la FT03 SBT90.2 Anunciada con 6300 lúmenes y más de 1400 metros, estará disponible como una pequeña tirada solo apta para aquellos más intrépidos y dispuestos a pagar un sobreprecio por disfrutar de unas prestaciones de infarto. Como no podía ser de otra manera, estos 6300 lúmenes no se podrán utilizar de manera permanente dado a la gran cantidad de calor disipado.

Otro modelo que, haciendo también uso del SBT90.2 ha llegado para poner todas sus cartas sobre la mesa es la Acebeam K30GT. Algo más de 1000 metros y 5500 lúmenes en un formato de 3×18650, son algunas de sus principales características. Si bien su registro de metros queda algo lejos de las anteriores dado el pequeño diámetro y profundidad de su cabeza, siendo un producto de Acebeam, no deberíamos ignorarlo. Recordemos que la K75, también con este led y con una cabeza de un tamaño gigantesco, logra unas cifras de 2500 metros y 6300 lúmenes. Lástima que, por su tamaño, tanto esta como la X65 mini, se queden fuera de esta comparativa. 

Por las dimensiones del host, metros y lúmenes, pocos son los modelos que entran en competencia directa con la K1. Si bien este modelo que por sus dimensiones parece la respuesta de Emisar/Noctigon a la Astrolux FT03, dando que ambas comparten gran parte de sus dimensiones, los modelos de esta marca siempre han estado un paso por encima de los típicos marcas chinas que se pueden encontrar en BG, GB, Aliexpress, etc.


¿Merece la pena la K1 por este precio? Por los 80$ que cuesta este modelo, si nos sabemos mover, por un poco más -de verdad que no mucho más-, podemos hacernos con un modelo tan interesante como es la Acebeam T27, que, si bien no llega a los registros ofrecidos por los leds Osram, sí añade función de powerbank, doble pulsador y una factura impresionante. Con la FT03 ocurre algo similar solo que, añadiendo el factor económico, puesto que el modelo base con led SST-40 cuesta 30$, y al igual que la K1 incluye puerto de carga USB-C y unas dimensiones prácticamente calcadas. Sin olvidarnos de que de serie ofrece más de 900 metros y 2000 lúmenes. 

¿Deberías lanzarte como loco a por este modelo? No dudo de la buena factura de los productos de Emisar/Noctigon. Pero sí tengo mis reticencias a pagar 80$ por un modelo que se encuentra tan próximo en todo a la T27 y al mismo tiempo tan alejando de precio respecto a una FT03. Tal vez 10 o 15$ menos la hubiesen situado en una posición más apetecible, pero por este precio… no es para mí.