¿Por qué tardan tanto en llegar mis baterías?

Resulta difícil no desesperar ante el envío de baterias de litio por parte de ciertos vendedores. En ocasiones estos envíos se van hasta los casi 60 días de transito así que ¿Qué explicación hay para esto? Antes de responder a esta pregunta viajemos atrás en el tiempo y veamos las siguientes entradas de la Wikipedia.

 

2010

El vuelo 6 de UPS Airlines fue un vuelo de carga operado por UPS Airlines accidentado el 3 de septiembre de 2010 en las cercanías del Aeropuerto Internacional de Dubái, con destino final en el Aeropuerto de Colonia-Bonn . El accidente se produjo debido a la invasión de humo en la cabina del piloto, impidiendo que la tripulación pudiera retornar al aeropuerto o alcanzara una alternativa para aterrizar con seguridad la aeronave. Fallecieron sus dos tripulantes al estrellarse el Boeing 747-400F que efectuaba el viaje.

El 24 de julio de 2013,21​ la AGAC publicó el reporte final de la investigación. Dicho reporte indicaba que el incendio fue provocado por una auto ignición del contenido de una plataforma de carga, que contenía más de 81,000 baterías de litio y “otros materiales inflamables”​

Fuente Wikipedia

                                                                                                                                                                                                                                                       
2011

El vuelo 991 de Asiana había partido del Aeropuerto Internacional de Inchón a las 16:47 UTC el 27 de julio de 2011, o a las 02:47 AM del 28 de julio de 2011 en hora local, rumbo al Aeropuerto Internacional de Shanghai Pudong. A las 4:03 AM, la tripulación informó de fuego y se desvió al aeropuerto de Jeju para efectuar un aterrizaje de emergencia. El contacto de radio se perdió a las 4:11AM por lo que se cree que el avión se estrelló a unos 107 kilómetros al suroeste de la isla Jeju

El vuelo a Shanghai llevaba 58 toneladas de carga. El 90% de la carga era mercancía estándar, semi-conductores, teléfonos móviles, pantallas de LCD, y LED. El resto eran 400kg de baterías de litio, pintura, soluciones de resina y otros líquidos

 

Fuente Wikipedia.   

Queda claro que en sendos accidentes las baterías de litio jugaron un papel fundamental. Si nos remitimos a aviones de pasajeros estos no se encuentran exentos de incidentes. Como el sucedido el 2 de Julio del 2012 en un Boeing 777-300 de Emirates el cual realizó un aterrizaje de emergencia ante la alerta por fuego en la bodega de carga al incendiarse las baterias de litio entre el equipaje de los pasajeros. O el incidente del Boeing de All Nippon Airways en el 2013, donde nuevamente se vieron obligados a realizar un aterrizaje de emergencia al declararse un incendio en la bodega.

Si tenemos en cuenta que el transporte aéreo es el medio de transporte más seguro, solo era cuestión de tiempo que se estableciesen una serie de regulaciones sobre el transporte de baterias de litio tanto en aviones de pasajeros como de carga.

IATA_logo

 

La IATA (International Air Transport Association – Asociación de Transporte AéreoInternacional) entre otras cosas es la asociación encargada de establecer normas para garantizar la seguridad en el transporte aéreo. Una de las primeras medidas tomadas por esta asociación fue regular el transporte de este material al establecer que, desde el 1 de abril del 2016 los aviones de pasajeros tienen prohibido el transporte de cargamentos de litio en sus bodegas. Quedando excluida de esta prohibición los dispositivos electrónicos de pasajeros y/o tripulación, así como los facturados. El 15 de Enero del 2018, estas normas sufrieron algunas variaciones que se pueden consultar en el siguiente pdf.

¿Dónde nos deja esto? Si los aviones de pasajeros no pueden transportar baterias de litio en sus bodegas nos quedan únicamente dos alternativas. O el transporte marítimo o el transporte aéreo en aviones de carga. El transporte marítimo lo podemos descartar sin apenas conocer cómo funciona, con saber que premia el volumen por encima de la velocidad es suficiente. Los números de seguimiento delatan que nuestros pedidos vienen mediante transporte aéreo, así que está claro que son los aviones de carga los encargados de transportar las baterias.

Por la diversa documentación que se encuentra disponible en la web de IATA, sabemos que el litio se clasifica como bienes peligrosos o por sus siglas en ingles DGR (Dangerous Goods Regulations), existen incluso unas guías rápidas para reconocer ante que material estamos y si es posible su transporte y como debe realizarse. Como por ejemplo no transportar las baterías por encima del 30% de su capacidad excepto aprobación previa de la agencia que se encarga de su transporte.

 

Entre secciones, subsecciones, anexos, recomendaciones, normas, actualizaciones, etc. se ha formado una especie de subcultura que hace que entender cómo funciona el transporte aéreo de baterías de litio resulte tremendamente complejo, al menos para el autor de este artículo. Para complicar todo un poco más, la PHMSA (Pipeline and Hazardous Materials Safety Administration, establece una serie de restricciones para viajes dentro del espacio aéreo estadounidense donde se prohíbe el transporte de ciertos elementos ya sea en el equipaje de mano o en la bodega. Todo esto adicionalmente a la IATA.

Así que, la próxima vez que te toque esperar por unas baterías, piensa que todas las normas establecidas sirven para evitar pérdidas humanas. Y estas, bien merecen unos días más de espera.