¿Sueñan las Convoy C8+ con las C9+?

Los entusiastas de las modificaciones soñamos con esa linterna que lo tenga todo. Un host lo suficientemente grande para trabajar en él de manera cómoda, pero al mismo tiempo lo suficientemente pequeño como para que la linterna resulte fácil de trasportar. Al igual que un reflector profundo para conseguir una proyección lo suficientemente lanzadora pero al mismo tiempo con el tamaño justo como caber en un bolsillo. Y si por pedir fuera, estoy convencido que daría para editar un libro.

Mientras llega este imposible, nos conformaremos con lo que tenemos. Y dentro de lo que tenemos una de las mejores plataformas aún hoy en día para realizar modificaciones es la Convoy C8+.



No creo que este modelo necesite mayor presentación más allá de citar algunas de sus bondades, entre las que se encuentran su bajísimo precio y su rendimiento de casi 1000 lúmenes con 650 metros de alcance. Si a estas características le añadimos que a la hora de realizar modificaciones resulta sencillo trabajar en ella y que, tanto por repuestos como por piezas ya modificadas, sea uno de los modelos con más disponibilidad de ambas, la mitad del trabajo ya lo tenemos hecho.

No me voy a remontar hasta los albores de las modificaciones puesto que para ello ya hice una serie de artículos a modo de introducción sobre este submundillo dentro de las linternas. De lo que ahora se trata es ver de lo que esta pequeña linterna es capaz de hacer cuando queremos convertirla en una máquina de conseguir metros.

Dejando a un lado lentes convexas, zoom y demás inventos que personalmente me parecen una pésima idea, inicialmente necesitamos dos cosas. Lo primero es un led que bien de serie o bien modificado, nos ofrezca todos los metros posibles. Y segundo, un driver capaz de alimentar este led y que tenga un tamaño máximo de 17mm, que es el hueco con el que cuenta la Convoy C8+ como espacio para al driver.

Y si de lo que se trata es de conseguir metros, en el mercado hay disponibles dos modelos que se llevan la palma. Estos leds son los OSRAM CSLNM1.TG y OSRAM CSLPM1.TG, también conocidos como White Flat (1mm2) o White Flat (2mm2).



De entre ambos modelos, nos quedaremos con el CSLPM1.TG o WhiteFlat 2mm2, puesto que el modelo CSLNM1.TG pese a tener un tamaño de die de tan solo 1mm2 y conseguir más metros que la variante de 2mm2, tiene la desventaja de ofrecer un máximo de 900 lúmenes. Mientras que con el CSLPM1.TG lograremos elevar esta cifra hasta algo más de 1500. Además, este modelo cuenta con otra ventaja, y esta es que nos permite trabajar con amperajes mayores.

Una vez ya tenemos claro que led vamos a comprar, nos queda el driver. Y aquí es donde podemos tirar de picaresca. O escogemos un driver FET y utilizamos siempre una batería que no pase de los 10A (mejor si son 9) como puedan ser las Sanyo 18650GA o las LG MJ1 o escogemos la que creo que es la opción correcta y la que voy a recomendar. Utilizar un driver ya calibrado a un máximo de 9A y que además sea Constant Current. Este driver recibe el nombre de LD-B4 2-12Amp 17mm


Hecha la elección de ambas piezas y antes de montarlas toca hacer un aviso para navegantes. Este driver no incluye ni el muelle, ni los cables ni las marcas de positivo/negativo donde soldar. Todo esto lo podemos añadir a la hora de realizar el pedido, pero ninguna de las piezas va a venir soldada. Así que cuando los recibas te tocará hacer un poco de bricolaje.

Si bien soldar los cables no es complicado, el muelle puede suponer un pequeño reto si nunca lo has hecho antes. Lo ideal es practicar con un driver que sea barato antes de hacerlo en uno que cuesta casi 10€. Y si tienes pasta de estaño y soldadura por aire… pues eso, que si tienes ambas cosas no creo que te tenga que explicar mucho más. De lo contrario práctica antes de soldar o es posible que acabes sin driver.

Como posiblemente estés cansado de leer y el proceso de montaje una vez explicado lo anterior tampoco tiene mucho misterio, pasemos a lo verdaderamente interesante, los resultados. Pero antes…

La historia tras el modelo de Convoy que no existía


Con la llegada de las primeras C8 (sin +) en especial aquellas de color plateado con driver biscotti, ante la ausencia de estos fantásticos leds que existen en la actualidad, modificábamos nuestras C8 tanto con leds de un bin superior como con drivers menos restrictivos.

Con estos cambios, nuestras linternas, poco a poco dejaron de ser C8 para ser rebautizadas de manera cariñosa por usuarios de nuestro grupo de Telegram -entre ellos Royo al que aprovecho a saludar- como las Convoy C8+, C8++ y similares. Poco a poco, esta jerga se ha ido normalizado hasta convertirse en parte de nuestro lenguaje cotidiano dentro del grupo.

Y ha sido tal la aceptación de estas «nuevas convoys» que hemos llegado al punto que ante la presentación de esta C8+ modificada al que nos hemos referido como C9+, un usuario llegó a preguntar por privado donde podía hacerse con una puesto que en la página oficial de Convoy no la encontraba :mrgreen:

Así que ya sabéis, este modelo… no existe. Al menos, no de manera oficial. Y ahora sí que sí, veamos los resultados.


Con una batería Samsung 30Q, a los 5 segundos del encendido conseguimos 1050 metros de alcance para algo más 1500 lúmenes. En la siguiente fotografía se puede apreciar de manera clara un haz de luz concentrado con un fuerte tinte azulado, nota característica de este tipo de leds.



Si te animas a realizar esta modificación además de que puedes compartir tus resultados con nosotros, deberás tener en cuenta que para obtener estos 1050 metros, además de lo explicado, deberás o bien puentear los muelles o bien sustituirlos por unos mejores.

BONUS

ft03_vs_C9+
Astrolux FT03 Vs Convoy C9+